viernes, 6 de noviembre de 2015

Consejos esenciales para portear en verano



Una de las consultas más frecuentes en esta época del año (aquí en el hemisferio sur) es... ¿Se puede portear en verano? Y la respuesta es así de corta y simple... ¡Claro que sí!


En este post te cuento todo lo que tenés que saber para que portear en verano sea igual de cómodo para todos.

Ante todo me gustaría recordar que los bebés pequeños siempre regulan mejor su temperatura en contacto con su mamá, sin importar el clima externo. Sí, transpiran. Sí, los adultos sentimos el calor. Pero no, no les hace daño. En absoluto. Todo lo contrario. El porteo sigue siendo beneficioso para ellos. Les recuerdo que aquí pueden leer todos los beneficios del porteo. 

La cuestión térmica es más bien una preocupación del adulto que portea y no del bebé. 

Por supuesto, podemos tomar ciertos recaudos para que sea cómodo y seguro. En primer lugar, elegir correctamente el portabebé. Un ejemplo concreto es el fular. Es mejor obviar los fulares muy gruesos y pesados. Los elásticos (cuyos nudos siempre llevan dos a tres capas de tela) suelen resultar calurosos. En cambio, con fulares de tejidos livianos podemos elegir usar nudos de una sola capa. Otra opción para bebés pequeños es la bandolera de anillas. La bandolera es una excelente elección porque es liviana, tiene una sola capa de tela y podemos dejar brazos y piernas del bebé libres.

Para bebés mayores, el pouch es una buena alternativa, ya que también tiene poca tela y suele ser ideal para usar durante momentos cortos (por ejemplo para caminar por la playa). En cuanto a los portabebés de panel como la mochila ergonómica o el bei dai la realidad es que muchas personas refieren tener calor con ellos pero no dejan de ser la mejor elección para tramos largos y niños pesados.

Recuerden siempre elegir portabebés de fibras naturales ya que permiten que la piel del bebé respire y absorben mejor la transpiración. Hay muy pocos portabebés ergonómicos de telas plásticas, pero los hay. Sin duda recomendaría evitarlos cuando haga calor.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es qué ropa usar para portear en verano. Tanto la de quien portea como la del bebé. Es mejor elegir prendas de algodón o fibras naturales, frescas y livianas. En días demasiado calurosos el bebé bien puede ir sólo en pañal, siempre y cuando quien lo lleve tenga una ropa adecuada que absorba la transpiración (evitando contacto piel a piel). Una buena alternativa es colocar un trozo de tela o toalla entre ambos cuerpos que se pueda retirar y cambiar cada vez que se humedezca. Además, dejemos sus pies descalzos: esto es imprescindible para que ellos regulen su temperatura corporal.

Por supuesto, no olvidemos cuidarlos del sol. ¡El portabebé no protege contra el sol! Sombreros y protector solar siempre a mano. 

Además, podemos amamantar en el portabebé. Durante el verano los bebés maman más seguido para mantenerse hidratados. En este otro post encontrás consejos para dar la teta porteando. 

Un extra: ¿Qué portabebé usar en el agua? Otra pregunta bastante usual. Es muy importante tener en cuenta que no es seguro portear en aguas profundas. Pensemos que una profundidad (para nosotros) pequeña puede tapar por completo a un bebé pequeño si nos resbalamos y caemos. Además, si por algún motivo debemos ser rescatados la tarea del guardavidas se ve gravemente comprometida. Utilicemos portabebés con responsabilidad, siempre en orilla o en piscinas muy poco profundas (o duchas).

Dicho esto, si bien hay portabebés especialmente pensados para este fin, también podemos usar portabebés a la cadera como la bandolera o el pouch (dependiendo el desarrollo madurativo del bebé). Son pequeños, se secan rápido, ocupan poco espacio, son rápidos de colocar y permiten "subir y bajar" fácilmente a los bebés que ya gatean o caminan.

¿Preguntas, dudas, experiencias? ¡Dejame tu comentario! También podés escribirme a cangureandoporteo@gmail.com.

¡A portear con calor! Vamos que sí, se puede.