jueves, 30 de junio de 2016

¡Vertical, envuelto y panza con panza es mejor!

Foto: Llevame Cerca

Traducción libre de Cangureando

Ha habido muchas discusiones sobre la posición correcta del bebé en un portabebé. Los fabricantes de portabebés que se utilizan en posición de cuna argumentan que sus productos son seguros. (...)

En marzo de 2010 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo [CPSC por sus siglas en inglés, Estados Unidos] advirtió sobre el uso de portabebés. Incidentes con bebés sofocados en productos que se supone deben mantenerlos salvos y seguros hizo que la CPSC emita advertencias. Lamentablemente las advertencias eran sobre los portabebés en general cuando el problema real son los portabebés que cargan al bebé en posición de cuna. Los fabricantes y algunos educadores de porteo insisten en que la posición de cuna en el porteo es similar a llevar al bebé en brazos. Esto, lamentablemente, es engañoso porque un bebé sostenido en brazos no queda en la misma posición durante períodos de tiempo extendidos. Un bebé en brazos es movido con frecuencia y la persona que carga al bebé está mucho más atenta de su respiración que si el bebé está acostado dentro un portabebé, especialmente en los portabebés que se encuentran en el mercado donde el bebé está lejos de los sentidos de quien portea ya que el bebé cuelga a la altura del ombligo o aún debajo.
Trabajando junto a la CPSC revisamos todos los incidentes en los últimos veinte años en los Estados Unidos y esto es lo que encontramos. 
La edad más crítica en la cuales los bebés mueren de asfixia posicional es desde el nacimiento hasta los 4 meses. La posición más crítica, por mucho, es la posición de cuna. Nos entristeció y aterrorizó sólo leer sobre los hechos que llevaron a la muerte de un bebé dentro de un portabebé. La devastación de los padres pesa sobre nuestros espíritus y prometimos informar a todos sobre los peligros de los portabebés en posición cuna.

Veamos las estadísticas. 



Los bebés de menos de 4 meses es el grupo de mayor riesgo. Un portabebé debe tomar en consideración que un bebé no puede sostener su cabeza, ya que el tono muscular no es suficiente en absoluto para ayudar al bebé si se encuentra en una posición comprometida como la posición cuna forzada. 



Este gráfico claramente muestra que la posición cuna es la posición en la cual se encontraban la mayor parte de los bebés sofocados debido a la asfixia posicional o a un objeto que obstruyó sus vías respiratorias. 



Ninguno de estos portabebés es lo que consideramos un buen portabebé excepto las dos bandoleras de anillas, que fueron usadas en posición cuna en lugar de en posición vertical. La mayoría de los incidentes ocurrieron en las bandoleras de tipo "bolsa" seguidas por las bandoleras acolchadas que no son ajustables [muy comunes en Argentina] y luego los pouchs. Todos estos portabebés, que pueden ser utilizados con un bebé mayor en posición erguida pero no son ajustables, representan un peligro de asfixia para un bebé pequeño. Las bandoleras de anillas usadas en posición cuna también representan un riesgo de seguridad.
Conclusión de BabyWearing Institute: La posición cuna es una posición de alto riesgo y es mejor no usarla. Hay muchos portabebés en el mercado que permiten la posición vertical y son, por mucho, más seguros que cualquier portabebé que se utilice en posición cuna.

Nota: Me gustaría aclarar que, como asesora, si una familia decide portear en posición cuna mi función es brindarle la mayor información posible y, en todo caso, enseñar esa posición en su forma más segura. Si decidís portear de este modo aprendé a hacerlo correctamente para minimizar riesgos, lo cual es perfectamente posible. Un dato importante es la colocación de los hombros del bebé y la ubicación de su mentón. Para más info podés comentar este post o unirte a nuestro grupo de Facebook.

Cómo guardar tu Mochila Ergonómica


¿Tenés una mochila ergonómica? Guardarla para que ocupe poco espacio es muy sencillo, aprendé a hacerlo en este post.

Un dato antes de empezar. En general todas las marcas tienen elásticos en las puntas de las correas que sirven para recoger los tramos que sobran y evitar que estorben.


 
Simplemente enrollamos todo lo que sobra y sostenemos con el elástico. Esto no sólo sirve para guardar la mochila sino que es útil también al usarla.


Para guardar la mochila lo primero que hacemos es doblar cada tirante sobre sí mismo, de este modo.


Y colocamos uno sobre otro, en la parte superior del panel.


Luego envolvemos bien ambos tirantes con la capucha.


Seguimos enrollando en forma apretada hasta llegar al cinturón lumbar.


 Y por último prendemos la hebilla, ajustando la correa y recogiendo el exceso con el elástico.


¡Espero que este artículo haya sido de utilidad! Si tenés dudas, no dejes de contactarme.

miércoles, 29 de junio de 2016

Fulares Prearmados: Errores Frecuentes y Buena Postura

Durante este último año los fulares prearmados se han hecho muy populares en Argentina, convirtiéndose en una buena opción para aquellas familias con miedo a los nudos del fular tradicional. Lo cierto es que aun con sus limitaciones (van por talle según el adulto, sólo permiten ser usados en una posición y alrededor de los 8 kilos dejan de ser funcionales) han ganado terreno y son muchos los padres que los eligen.

En este post te planteo los errores más frecuentes al utilizarlos y cómo lograr una buena postura según la edad de tu bebé.

Espalda mal colocada: La espalda del fular prearmado es de tela rígida, similar a un chaleco. Es un error muy común que esta tela se vea desde el frente. Para evitar este problema antes de poner al bebé debemos colocar bien el potabebé y cubrir nuestra espalda con la tela.

Bebé colgando (o asiento deficiente) + ropa inapropiada para portear: No sólo es necesario desplegar la tela elástica sobre el cuerpo del bebé, además debemos colocar correctamente su pelvis y subir bien sus rodillas, logrando una adecuada posición de "ranita". Respecto de la ropa: los pantalones con pie incluido (llamados también enteritos, ositos o ranitas) dificultan la posición correcta de pelvis y cadera al tiempo que llevan presión sobre los pies del bebé; por lo cual no son adecuados para portear.

Tela insuficientemente desplegada: No cubrir en forma pareja la espalda del bebé es, sobre todo, peligroso y da, además, un soporte inadecuado a su columna vertebral.

Espalda colocada correctamente: Antes de colocar al bebé ubicar en forma correcta la espalda del fular prearmado.

Posición correcta para recién nacidos y bebés pequeños: Tela adecuadamente desplegada sobre su cuerpo, sin arrugas. Ambas bandas elásticas abarcando la apertura de rodilla a rodilla y toda la espalda. Pelvis basculada. En el caso de recién nacidos, respeto por su apertura fisiológica (los empeines del pie apoyan contra el cuerpo del adulto) y buen soporte de cabeza/ cuello. Para lograr esto es posible que debamos utilizar la banda adicional, tensando la tela sobre la zona cervical, dado que el prearmado por su diseño no provee tensión en la misma. Ropa sin pie incluido. Cabeza reposando sobre el pecho, cubierta en lo posible por tela. Vías respiratorias despejadas. Bebé a un beso de distancia, en posición erguida.

Utilización en bebés mayores: Para la etapa más activa (bebés mayores a 3 meses) sugiero dejar brazos por fuera y utilizar siempre la banda extra colocándola debajo de las axilas, cruzando atrás y anudando bajo la cola del bebé. Para reforzar aun más el asiento podemos pasar sobre sus corvas y anudar en el medio.  Pelvis basculada, rodillas bien altas, apertura ergonómica de 90/100°. Cola del bebé ubicada a la altura del ombligo del adulto. Correcta tensión en la tela de la espalda (tensionar sin temor). En caso de que el bebé se duerma cubrimos sus brazos desplegando más las bandas cruzadas y su cabeza con alguno de los tirantes de los hombros.

Espero que esta información te haya sido útil. ¿Tenés dudas? Pedí un asesoramiento personalizado. ¡Excelente porteo a todos!

jueves, 23 de junio de 2016

Por qué portear en posición vertical

Traducción libre de Cangureando 
 
La posición vertical es mejor para el desarrollo del cerebro del bebé, el desarrollo de la cadera (siempre con las piernas alrededor del cuerpo del adulto que portea [en posición "ranita"]), la respiración, el desarrollo de la columna vertebral y la visibilidad. Cuando te inclinás hacia adelante deberías poder fácilmente besar la frente del bebé. Cargarlo en forma vertical le permite al bebé mover su cabeza con facilidad sin tener que trabajar en contra de la fuerza de gravedad. Los bebés que son cargados verticalmente muestran mejor control de su cabeza antes que aquellos que son cargados en posición cuna, la cual es considerada una posición forzada.
 
Un portabebé debería darle al bebé el sentimiento de seguridad que otorgan los brazos. El portabebé necesita envolver al bebé con firmeza. Cuando te inclinás hacia adelante el bebé no debería despegarse de tu cuerpo; más bien ambos deberían moverse a unísono. Si el bebé cae sobre la tela tu portabebé necesita más ajuste.
 
Asegurate de que la cara de tu bebé esté siempre visible. Tomate tu tiempo para tensar frecuentemente la tela y controlar la respiración del bebé.
 
Los mejores portabebés para portear recién nacidos en posición vertical son los fulares de buena calidad (preferentemente tejidos) y las bandoleras de anillas (con cola abierta y anillas testeadas y de tamaño suficiente) porque en ellos la posición del bebé se sostiene firmemente dando soporte a todo el cuerpo. De este modo el bebé no puede encorvarse sobre sí mismo sino que está sujeto adecuadamente permitiéndole movimientos naturales sin que quede suelto dentro del portabebé. (...)
 
Cuando el bebé se sienta sin asistencia [por sí mismo] aun se pueden usar los fulares tejidos y las bandoleras de anillas, pero también los pouchs y los portabebés de panel como los mei tais, las mochilas ergonómicas y los onbuhimos. 
 
El desarrollo del bebé necesita ser acompañado para evitar que el bebé adopte posturas forzadas. Portear en posición cuna se ha vuelto popular, sin embargo luego de la prohibición [en algunos países] de los portabebés de bolsa [ejemplos: "bandoleras" de las marcas Infantino y Wawita] vemos una vuelta al porteo vertical. Por supuesto que es posible cargar al bebé en forma segura en posición de cuna, sin embargo, es importante monitorear constantemente al bebé, por lo tanto no es una posición que se pueda utilizar sin preocupación. Para aprender una posición cuna apropiada deberías consultar a un educador certificado en porteo. Tené en cuenta que la posición cuna es una posición forzada. El bebé no tiene control de su cabeza ni de los músculos para mover la cabeza, por lo cual las vías respiratorias podrían verse obstruidas o plegadas si el mentón del bebé cae sobre su pecho. El diseño de un portabebé de bolsa es tal que el bebé se enrolla sobre sí mismo con su barbilla sobre el pecho. No utilices portabebés de bolsa con recién nacidos. Si querés usar este tipo de portabebé usalo a la cadera, en forma vertical, cuando el bebé se siente por sí mismo, pero nunca en posición cuna.